Pterigión y Pinguécula

Pterigión y Pinguécula

La conjuntiva es una fina capa que cubre el globo ocular y la parte interna de los párpados.  Es habitual que en la conjuntiva se observe una lesión benigna no cancerosa nacarada que se conocen como PINGUÉCULA (Fig 1). Si esta lesión invade a la córnea (la parte transparente del ojo) adopta el nombre de PTERIGIUM (Fig 2).

                                   Fig 1. Pinguécula                                         Fig 2. Pterigión

¿ Por qué se forman?

Existen varias teorías que intentan explicar su origen y se cree que se debe a factores ambientales entre los que destacan el polvo, el calor y especialmente la exposición a la radiación ultravioleta del sol. Es un motivo de consulta frecuente en las zonas ecuatoriales y de gran altitud. 

¿Cuáles son los síntomas?

En la etapa inicial, cuando todavía se trata de una pinguécula, generalmente es asintomático; sin embargo una vez que crece, el pterigión puede observarse a simple vista y convertirse en un problema estético. El paciente refiere síntomas de sequedad e irritación ocular, lagrimeo y sensación de cuerpo. Si se produce un mayor crecimiento  aparecen síntomas visuales entre los que destacan visión borrosa o incluso disminución de la visión si éste invade la zona central o pupilar. 

¿Cuál es su tratamiento?

En la etapas iniciales el tratamiento va encaminado a la administración de lubricantes de la superficie ocular, antiinflamatorios y corticoides tópicos.

En etapas avanzadas se decide una intervención quirúrgica cuando:

  • Persisten de los síntomas
  • Amenaza la zona central de la córnea
  • Produce alteraciones visuales
  • Es antiestético

El éxito de la cirugía suele ser del 95% sin nuevas apariciones, siempre y cuando la técnica quirúrgica sea adecuada. 

Desde OFTALMOLOGÍA IMSAMED recomendamos la realización de revisiones periódicas para valorar el estado de la córnea y la conjuntiva

Fuente:

Sociedad Española de Oftalmología

Sociedad Americana de Oftalmología

 

Retinopatía diabética

Retinopatía diabética

La diabetes es una de las principales causas de ceguera en los adultos a nivel mundial. La  diabetes puede causar en el ojo una enfermedad llamada retinopatía diabética.

En las fases iniciales, es probable que no se manifiesten síntomas visuales, sin embargo si ésta no es detectada y tratada oportunamente, su visión puede ser afectada permanentemente. 

¿Quién corre riesgo de desarrollar retinopatía diabética?

Todas las personas con diabetes, tanto tipo 1 o tipo 2. Un estudio del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades* encontró que casi un 50% de pacientes con diabetes presentaban algún grado de retinopatía diabética. sintomas-de-diabetes-tipo-2-680x365_c

Las mujeres embarazadas que padecen diabetes también pueden presentar problemas oculares. Es recomendable que toda mujer embarazada sea evaluada oportunamente.

¿Cuáles son los cambios que se producen en el ojo?

La retina es un tejido que se encuentra dentro del ojo. Es la encargada de transformar el impulso luminoso en impulso eléctrico para que esa información sea transmitida al cerebro y éste lo convierta en imágenes.

La retina requiere de un flujo sanguíneo constante. Si se presentan altos niveles de azúcar (glucosa), ocurren cambios estructurales que modifican los vasos alterando y/o disminuyendo el aporte sanguíneo retiniano.

¿Cuáles son los etapas de la retinopatía diabética?

Existen 3 etapas llamadas no proliferativas, leve, moderada y grave, que se clasifican de acuerdo a los hallazgos oftalmológicos en la retina.

Si la enfermedad progresa, se desarrollan vasos anormales y frágiles que pueden sangrar y reducir la visión. Esto se conoce como retinopatía proliferativa y es la etapa más avanzada de la enfermedad.

En cada una de estas etapas puede presentarse una inflamación a nivel de la mácula (la parte de la retina que provee la visión central clara) y encontrarse un edema macular, caracterizado por visión borrosa.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-18-38-40

¿Cuáles son los síntomas?

La retinopatía diabética habitualmente no ofrece ninguna señal de advertencia temprana. No espere a presentar síntomas. Es importante realizar una evaluación oftalmológica anual que incluya exploración del fondo del ojo. 

¿Cuál es el tratamiento de la retinopatía diabética?

Durante la etapa no proliferativa, no es necesario un tratamiento oftalmológico. Sin embargo es importante mantener un control adecuado de glucosa y tensión arterial.

intravitreal-injection-imgSi existen signos que determinen retinopatía proliferativa, el tratamiento de elección es el láser. Este procedimiento se conoce como fotocoagulación e intenta reducir el número de vasos sanguíneos anormales. Èste tratamiento es más efectivo si se realiza previamente a que exista un sangrado retiniano.

Si durante la exploración se detecta un edema macular, asociado a retinopatía no prolierativa o proliferativa, es necesario aplicar tratamiento ya sea con láser o con fármacos, conocidos como ANTI – VEGF. 

¿Se puede prevenir?

Sí. Los problemas visuales y la ceguera producida por la retinopatía diabética pueden prevenirse siempre y cuando:

  • Exista un control adecuado de la tensión arterial y de los niveles de glucosa en sangre.
  • Se realice un control oftalmológico anual.

share-diabetes-mellitus

De acuerdo al National Eye Institute†, las personas con retinopatía proliferativa pueden reducir el riesgo de ceguera en un 95% con un tratamiento oportuno y un seguimiento adecuado. 

Fuentes:
* Prevalence of diabetic retinopathy in the United States, 2005-2008. Zhang X, Saaddine J, Fang C, et al cols. JAMA. 2010; 304 (6): 649.656.
† National Eye Institute, 2016
‡ Centro para el control y la prevención de las enfermedades

¿Es importante realizar un screening visual a los niños?

¿Es importante realizar un screening visual a los niños?

¿Por qué realizarlo?

Para tener un óptimo desarrollo escolar es fundamental que el sistema visual sea eficaz. Entre el 15% y el 30% de los problemas de aprendizaje vienen derivados por dificultades visuales no diagnosticadas.

Un diagnóstico oftalmológico oportuno puede desenmascarar problemas de aprendizaje que en ocasiones son confundidos con trastornos atencionales.

¿En qué consiste?

Las pruebas que se aplican a los niño son:

  • Medida de agudeza visual
  • Movimientos de seguimiento y sacádicos
  • Valoración de convergencia
  • Valoración de divergencia
  • Exámen en lámpara de hendidura
  • Exámen de fondo de ojo
  • Visión estereoscópica o en tres dimensiones

¿A quién está dirigido?

El screening visual pediátrico está dirigido a niños de 3 a 12 años  y tiene como objetivo detectar posibles alteraciones visuales, y en su caso, que las familias puedan tomar las medidas oportunas para corregirlas.

PROGRAMA TU CITA :  0987979000  //  022569228

 consultaojo@gmail.com